Aprende a catar el vino y a evaluarlo como un experto


¿Cuántas veces has escuchado una serie de adjetivos en relación con los vinos, pero no tienes ni idea de qué se trata todo eso? Si es así ya no te preocupes por que aprenderás.

Aprende a catar el vino y a evaluarlo como un experto

Desde Business Insider, hoy les vamos a transmitir una pequeña guía de las características más importantes de los vinos y cómo reconocer los componentes de cada uno.

Vamos a empezar con la degustación. Tome un sorbo de vino y manténgalo en su boca (No trague, estamos aprendiendo a ser catadores no alcohólicos) – frunza los labios y tome el aroma del vino de su copa. A continuación, mezcle el vino alrededor de la boca y mastique un poco. Si usted experimenta una explosión de sabores, va por buen camino, pero lo primero es lo primero:

Ácido

El ácido en el vino es importante porque da la frescura al vino y permite su almacenamiento. Los vinos blancos tienden a tener más ácido que el rojo, especialmente los vinos de postres dulces ya que necesitan el ácido para equilibrar la dulzura. A pesar de la plenitud de degustar vinos algunos esconden la acidez, pero usted sentirá como le aumentará la secreción de saliva. El Sabor ácido se describe como un sabor vivo y fresco.

Tanino

El Tanino en particular, viene en una gran cantidad en los vinos tintos, y este es muy fácil sentir. El Tanino se une a las proteínas en la saliva en una “mezcla o contrato” y da la sensación de sequedad. Se llama astringencia. Tanino es muy amargo, así que el truco de un buen vino, es que el tanino se siente en la boca, pero no el sabor, es mas bien la sensación. Más descriptivo: plenitud y textura. Describir como “amargo”

Alcohol

El alcohol tiene un olor dulce. Mueva levemente el vino en la copa y huela el aroma – Podrá sentir la sensación de ardor en la nariz, si lo que huele puede relacionarlo con alcohol médico, debe saber que algo andaba mal. El alcohol debe estar presente, pero no debe ser palpable por el olfato. En la boca, sentirá el calor, debe buscar un equilibrio. El volumen del vino de puede describir exactamente como fuerte o débil.

Azúcar

Es la parte mas fácil, todos sabemos lo que es dulce y no dulce, si el vino es seco hay muy poca posibilidad de error. Sin embargo, el sabor puede ser engañoso – la cantidad de ácido en el vino puede tenderle una trampa, por lo que el vino, que en realidad tiene más azúcar le puede parecer menos dulce por culpa de la acides. Por otro lado, los sabores de frutas pueden engañarlo de igual menear asiéndolo pensar que el vino es más dulce de lo que realmente es. Esto se llama auto-asociación. Si el Vino tiene dulzura lo puede describir como; dulce, almibarado, semidulce o (en el caso de los vinos con menos azúcar) seco.

Buen sabor y “cuerpo”

Se trata de la clase de peso y el sabor del vino en la boca. Business Insider recomienda compararlo con la leche. El Vino ligero es como la leche descremada, al describirlo, delgado o acuoso. El vino de Plenitud Medio sería como la leche normal, un vino cuyo sabor causa gran plenitud o se siente el concentrado clásico y sin error, en este caso con la comparación de la leche

Cuando el vino está bien equilibrado, los sabores, la riqueza y el resto debe funcionar armoniosamente, ninguno de los componentes debe ser palpable. El Grado alcohólico debe cubrir la totalidad del gusto y el olfato. Si el vino es suave, y no hay plenitud, entonces no es un buen vino.

Horadeocio.com


    Comparte & Comenta.