Consejos para cuidar los labios secos y agrietados


Labios secos y agrietados son uno de los problemas más comunes en invierno como en verano. Sin embargo, la solucion es simple. Esta es nuestra receta para conseguir labios deliciosos y frescos.

Consejos para cuidar los labios

¿Por qué los labios se agrietan?

En invierno, la causa de la seques, del agrietado, pelado y sangrado de labios se debe al frío. También que esta comprobado que en invierno mordemos y lamemos más los labios y les causamos problemas.

En verano los problemas con los labios son debido a aire seco, el calor y el sol.

El Secado y agrietamiento de los labios se debe a la falta de vitaminas, la deshidratación, el tabaquismo, algunos medicamentos, problemas climáticos abruptos, alergias, etc…

¿Como mantener tus labios siempre frescos y sanos?

 

Consejos para cuidar los labios secos y agrietados

1. Mejora la circulación sanguínea y durante la noche cepillar tus labios con un cepillo dental suave, y luego aplica alguna crema aceitosa durante 15 minutos y luego retiralo con una toalla suave / tela.

2. Aplicar miel en los labios y dejar en 20 minutos, luego enjuague con agua tibia y aplique bálsamo para los labios.
3. Cortar un círculo de pepino por la mitad y colocar las dos mitades en los labios. Después de 20-30 minutos retíralos. Después de varios tratamientos, tus labios serán notablemente más suaves y frescos.
4. Deshágase del hábito de tirarse la piel de sus labios, como también estarlos lamiendo. Esta es una de las razones para la descamación y agrietamiento de ellos.
5. En verano, siempre aplique un bálsamo de labios con al menos SPF 15 para evitar quemarlos o agrietarlos.
6. Utilice siempre un protector labial hidratante para prevenir el secado y problemas posteriores, tales como grietas, sangrado, formación de escamas.
7. Cada semana frote sus labios para eliminar las cutículas muertas. En los salones de belleza encontrará productos adecuados o consulte un especialista para que le recomiende. También puede dar masajes a sus labios con un cepillo de cerdas suaves después de haber vertido previamente un poco de miel o bálsamo labial para hidratar y suavizar la piel.
8. Frote regularmente aceite de ricino o aceite de coco a sus labios.


    Comparte & Comenta.